Lo bueno, si breve...

Hablaremos un poco sobre el trabajo que se está llevando a cabo desde dentro del periódico, que con tanto esfuerzo de parte de todo el equipo y la comuna sale a la calle; esfuerzo bien empleado, por otra parte, porque cada número publicado es un pequeño éxito cultural del que podemos enorgullecernos como sociedad. 

Pero, como siempre, el deseo de crecer, expandirnos y perfeccionarnos está presente en nuestra realización; es por ello que mes a mes, a través de las sucesivas entregas, hemos intentado reflejar esta máxima.

La idea principal que rige nuestro accionar es la de hacer del periódico local un verdadero espacio informativo-cultural (entendiendo siempre a la palabra cultura en su sentido más amplio), apoyado de manera constante por la participación de la comunidad toda, para que este objetivo sea efectivamente alcanzado. Para ello se necesita, como primera medida, una buena dosis de conciencia social y deseos de expresarse. En segundo lugar, se requiere que haya un compromiso serio en cuanto a la contribución a hacerse; no es cuestión de simplemente “intentarlo” para dejar luego que el espacio vacío sea llenado por el trabajo y sacrificio de los demás, debemos lograr incluir en nuestro vocabulario colectivo el término responsabilidad en toda su extensión. Hay poco de esto último, es cierto, y allí es justamente donde reside la dificultad de mantener una publicación fluida además de interesante para todos. En la multitud de voces se halla la armonía, y es por eso que debemos contribuir con la nuestra propia, aunque nos parezca que ésta no es realmente  necesaria o valiosa. Debemos aportar, como popularmente se dice, nuestro “granito de arena”.

Hemos logrado en lo que va de este año 2008, reunir un pequeño grupo de colaboradores que combinan sus actividades cotidianas con la confección de notas, entrevistas y todo tipo de acciones que hacen al “diario” -como solemos llamarlo familiarmente- cobrar vida. Sin embargo, no puedo dejar de mencionar que esperamos con ansias que este grupo estable que hace esto plausible, se amplíe en breve con la ayuda de las personas interesadas en el tema y decididas a tomarlo como un compromiso.

Diversos cambios se pueden observar en el presente periódico, entre otras cosas: se ha completado con mayor detalle y precisión la sección “agenda” que resulta verdaderamente útil a la hora de buscar rápidamente teléfonos de instituciones, horarios de turnos médicos y otros datos de importancia. También la página de sociales ha cobrado nueva vida, gracias a la participación activa de los lectores. Los instamos a que sigan enviándonos el material que deseen se publique, o a que se pongan en contacto con las personas encargadas de ello en caso de duda, tanto por e-mail como por teléfono o personalmente.

Así y todo, es nuestro deseo que se nos haga ver si hay otras informaciones de relevancia que hayamos omitido o que consideren pueden ser incluidas. Por ese lado,  remarcamos que siempre serán bienvenidas todas las críticas que puedan considerarse “constructivas”. 

En fin, haré honor al título dejando de lado las extensiones para dar paso a la brevedad, recalcando un vez más que es necesaria la participación (voluntaria, claro está)  colectiva de los soldinenses en la vida cultural de nuestro pueblo, que no nos es -o al menos no debería serlo- en absoluto ajena.

Para aquellos que estén esforzándose sin éxito por recordar como continua el refrán que da título a la nota: “Lo bueno si breve, dos veces bueno y lo malo si breve, no tan malo”.

 

 

 

Ezequiel Ilieff



joomla templatesfree joomla templatestemplate joomla

2017  Soldiniweb.com.ar