La roya de la soja en Santa Fe

La irrupción de la roya asiática de la soja en la provincia de Santa Fe y su rápida expansión a toda el área sojera de la provincia, motivo que el INTA y el MAGIC, junto a las Universidades, organizaciones de productores y de profesionales que se desenvuelven en el ámbito provincial, se organicen para desarrollar una serie de actividades tendientes a minimizar el impacto que su presencia puede causar en la campaña agrícola que se avecina.

El cultivo de soja es el más importante de la provincia de Santa Fe. Los productores de soja se enfrentan hoy a la amenaza de la roya. Una enfermedad de alto potencial destructivo, recientemente detectada en una amplia área de la provincia.

La roya es causada por un hongo que se caracteriza por una alta capacidad de diseminación favorecida por los vientos y un gran poder de destrucción del follaje que disminuye los rendimientos. Según el momento del ataque y las condiciones climáticas imperantes puede llegar a provocar defoliación total, afectando el número de vainas y el llenado de los granos con la consecuente disminución de los rendimientos.

El problema se agrava porque la roya asiática posee síntomas similares a otras enfermedades con las cuales puede ser confundida.

Hacia un control racional
Hasta que se disponga de variedades resistentes, la principal estrategia de control será la aplicación de fungicidas foliares. Actualmente, el manejo racional de la roya de la soja, consiste en la detección temprana para aplicar oportunas medidas de control, evitando no solo las pérdidas sino aplicaciones innecesarias.

En nuestra provincia los rendimientos de la campaña anterior no fueron afectados porque la infección se produjo en estados avanzados (R6 – R7). Las condiciones ambientales resultaron desfavorables para el hongo en el periodo enero-marzo, cuando se registraron elevadas temperaturas y escasas precipitaciones. A mediados de abril se produjeron abundantes lluvias en toda la región y la roya se expandió rápidamente.

La estrategia: una red provincial para el alerta de la roya de la soja.
Frente a la explosiva diseminación de la enfermedad, el desconocimiento de su incidencia a nivel local y la posibilidad de confundir los síntomas de la roya con los de otras enfermedades, la estrategia provincial está fundamentalmente orientada a la capacitación y detección temprana de la enfermedad, a través de intensas actividades de monitoreo y difusión de la información.

La generación de información local permitirá ajustar el manejo de la roya de la soja a las características propias de nuestro agroecosistema, favoreciendo el control eficaz, racional y sustentable de esta enfermedad.

El plan de acción incluye:

- Monitoreo: de las condiciones ambientales propicias para el desarrollo de la enfermedad.

- Monitoreo de parcelas de alerta y lotes de siembra anticipada: para la detección temprana de los primeros signos de la enfermedad.

- Instalación de laboratorios locales y de referencia: para realizar el diagnóstico de la enfermedad en las parcelas de alerta y lotes de producción-

- Difusión: inmediata de la información relevada, para dar a conocer la magnitud del problema, su evolución y alternativas de manejo.

- Capacitación: de profesionales y productores sobre aspectos biológicos, monitoreo, diagnóstico y manejo de la enfermedad.

- Desarrollo de actividades de investigación: que permitan la generación de información local para el manejo de la enfermedad.

LOS COMPONENTES DEL PLAN DE ACCION PROVINCIAL.

- Monitorear la dispersión del inóculo y seguimiento de condiciones ambientales.
Para conocer la dispersión del inóculo se establecerá una red de cazaesporas distribuidas estratégicamente. Los datos de las capturas de las trampas cazaesporas junto con los registros de datos y pronósticos climáticos permitirán predecir la evolución de la enfermedad de cada zona.


* Parcelas de alerta y lotes de siembra temprana.
El sistema de alerta de la roya se fundamentará en el monitoreo sistemático y minucioso de parcelas y lotes de alerta sembrados anticipadamente con soja, con un cultivar representativo del área.

* Laboratorios para diagnosticar la enfermedad.
Para satisfacer las necesidades de diagnóstico del sistema de alerta, de las actividades de investigación y de los profesionales del sector productivo, se establecerán laboratorios de referencia y laboratorios zonales.
Los laboratorios zonales efectuarán los diagnósticos de las parcelas de alerta y brindarán apoyo en el diagnóstico de sus respectivas áreas de acción.

* Campaña de difusión.
Se implementará una intensa campaña de difusión sobre la evolución de la situación en la provincia.

* Capacitación.

Se instrumentará un programa de capacitación sobre la identificación, conocimiento y manejo de la roya de la soja. Esta capacitación está dirigida a los profesionales, productores y contratistas.

* Generación de información local.
También se realizarán actividades de experimentación e investigación para evaluar la eficiencia del sistema de alerta de la roya de la soja, la eficacia de diferentes fungicidas para el control, la interacción técnicas culturales-daños provocados por la roya y determinar las condiciones climáticas favorables para el desarrollo de epidemias de esta enfermedad.

Raúl Poiré

joomla templatesfree joomla templatestemplate joomla

2017  Soldiniweb.com.ar