Soja: Eficiencia de Cosecha

El cultivo de Soja en Argentina durante la campaña 2004/2005 alcanzó los 14,7 millones/ha. superando el 54% del área de siembra total de cultivos extensivos anuales. Su producción se industrializa primariamente en más del 80% y es exportada casi en su totalidad, representando un valor cercano a los 6,2 mil millones de dólares (2003/2004) lo que significa el 43% del total exportado del complejo agrícola y el 20% de las exportaciones totales de Argentina. Sumado a esto, la producción de Soja ha crecido un 217% en sólo 8 años, pasando de 12,6 millones de toneladas en el período 1996/97 a 40 millones esperadas para la campaña 2004/2005. Aún así, el alto nivel de pérdidas que se producen en las etapas de cosecha y poscosecha, que obedece a muchos factores de manejo, genera una gran brecha entre el rendimiento potencial y el promedio obtenido a nivel nacional, por lo cual, la idea es concientizar acerca de la necesidad de mejorar la productividad de los cultivos.

Recomendaciones para disminuir el nivel de pérdidas de cosecha.
Las pérdidas serán reducidas y el material cosechado será de mejor calidad si la operación de cosecha es controlada todos los días. Esto debe efectuarse por lo menos tres veces al día (al inicio del trabajo, a la mitad durante el período más caliente del día y en la parte final cuando la temperatura es más apacible).

Recomendaciones prácticas para un buen trabajo. . .

Plataforma de corte.
Recuerde que cerca del 80% de las pérdidas ocurren por la acción de los mecanismos de la plataforma de corte y recolección. Sin embargo en la mayoría de los casos, las pérdidas pueden ser minimizadas si son tomados los siguientes cuidados:
1. Antes de iniciar la cosecha cambie las cuchillas quebradas, dañadas, aliñe los dedos fijos sustituyendo los que están quebrados y ajuste los aliviadores de la barra de corte.
2. Opere manteniendo la barra de corte lo más cerca posible del suelo.
3. Utilice para cosechadoras con barra de corte que operan con 1000 golpes por minuto velocidad de trabajo entre 4 a 5 Km./h. Velocidades superiores tenderán a causar mayores pérdidas debido a un impacto extra transmitido a las plantas, y al arranque de vainas antes del corte. Para estimar la velocidad de trabajo de las cosechadoras que no poseen velocímetro, cuente un número de pasos largos (cerca de 90 cm. /paso tomados en 20 segundos, caminando a la misma velocidad y al lado de la cosechadora. Multiplique el número encontrado por 0.16 para obtener en Km. /h.)
Observación práctica: si fuera muy difícil acompañar a la cosechadora es una señal que la velocidad es superior a 6 Km. /h.
4. Utilice una velocidad periférica del molinete un poco superior (25%) a la velocidad de la cosechadora. De forma práctica, para ajustar la velocidad ideal del molinete de 1 1.2 metros de diámetro, haga una marca en uno de los puntos de acoplamiento de uno de los travesaños del lateral del mismo en relación a su eje y regule su velocidad en alrededor de 9.5 vueltas en 20 segundos. Para molinetes de 90 cm. de diámetro, ajuste la velocidad del mismo para alrededor de 10.5 vueltas en 20 segundos (la velocidad de la cosechadora será en ambos casos de hasta 5 Km. /h).
5. La proyección del eje del molinete debe quedar de 15 cm. a 30 cm. al frente de la barra de corte y a la altura del molinete debe ser ajustada para permitir que lo travesaños con sus peines toquen la mitad superior de la planta, preferentemente el tercio superior, cuando la uniformidad del trabajo así lo permita.

Sistema de trilla
Recuerde incluso que, generalmente, las pérdidas de trilla, separación y limpieza representan cerca del 20% de las pérdidas totales. Entretanto, la trilla es considerada la operación más importante realizada por la cosechadora, pues va a determinar la calidad del material cosechado. Las pérdidas por estos sistemas son prácticamente eliminadas, tomando los siguientes cuidados:
1. Configure y/o ajuste las aberturas entre el cilindro y el cóncavo, de acuerdo con las instrucciones del manual de la cosechadora. La recomendación práctica sugiere que las aberturas, anterior y posterior, sean las mayores posibles, evitando daños a las semillas, y permitiendo la trilla satisfactoria del material cosechado.
2. Ajuste la velocidad del cilindro de trilla, conforme a la indicación del manual de la cosechadora. La indicación práctica recomienda la menor velocidad posible, evitando daños a la semilla, pero permitiendo una trilla normal del material cosechado.
3. Mantenga limpia y libre la parrilla del cóncavo.

Sistema de separación
El sistema de separación no desarrolla ninguna acción de trilla. Por lo tanto, las semillas no trilladas permanecerán no trilladas en el sistema de separación, resultando en pérdidas clasificadas como pérdidas de trilla. Por lo tanto, los cuidados necesarios en el sistema de separación son:
1. Ajuste de la extensión del cóncavo.
2. Ajuste de la posición de las cortinas retardadoras.
“Recordar que las pérdidas serán reducidas y el material cosechado será de mejor calidad si la operación de cosecha es controlada todos los días, y a su vez varias veces durante la misma jornada.”

Problemas y ajustes más comunes.
En el cabezal.
? Caída de granos y chauchas en el terreno: esto podrá deberse a la excesiva velocidad de la máquina o a la poca altura del molinete.
? Chauchas adheridas a las plantas: excesiva altura de la barra de corte o desgaste de las secciones.
En la cosechadora.
? Chauchas no trilladas que caen por la cola: indican poca agresividad de trilla, ya sea por bajo régimen de cilindro o por excesiva separación del cóncavo.
? Pérdidas de granos por la cola: pueden ser originadas por la mala regulación del zarandón (aberturas muy pequeñas), una equivocada elección de la zaranda (orificios chicos) o una mala regulación del ventilador en cuanto al caudal o dirección del viento.
? Sacapajas: puede ser la causa de que los granos caigan por la cola. Por lo tanto revise el material que se encuentra sobre él; si hay buena cantidad de granos es conveniente colocar las extensiones del sacapaja, o las lonas para retener el material más tiempo en el mismo. Esto dependerá de la cosechadora. Tenga en cuenta que también puede encontrar paja muy picada que entorpezca la acción del sacapajas. En este caso, habrá que disminuir la agresividad de trilla.
? Exceso de grano partido o paja finamente picada: si al observar el material que llega a la tolva encontramos esto entonces habrá que disminuir la agresividad de la trilla, reduciendo el régimen del cilindro o bien aumentando la luz entre el cilindro y el cóncavo. Si el problema es sólo exceso de de material picado fino, habrá que achicar las aberturas del zarandón o poner otra zaranda con orificios menores, o corregir el ventilador en su caudal o dirección. No se equivoque: “la marca de su cosechadora probablemente nada tenga que ver con la magnitud de sus pérdidas. La persona en la cabina hace la gran diferencia”

Raúl Poiré



joomla templatesfree joomla templatestemplate joomla

2017  Soldiniweb.com.ar